lunes, 30 de abril de 2018

Gracias al éxito del Bitcoin, surgen Alcoins

Foto: https://stocksgazette.com
Altcoin, es el acrónimo de "moneda alternativa,  es el nombre usado para las cryptomonedas diferentes al Bitcoin. 

Desde el lanzamiento del Bitcoin en 2009, muchos han entendido sus importantes ventajas sobre el dinero del gobierno, por ejemplo  su arquitectura de código abierto, pero al mismo tiempo reconocen que algunos de sus aspectos pueden ser mejorados. Es así como surgen las Altcoins, que  se construyen a partir de ramificaciones o “forks” del código fuente de este. 
Aunque están basadas en la misma tecnología Blockchain,  sus diseños son diferentes de acuerdo a sus objetivos. Cada altcoin se implementa a partir de su propia cadena de bloques y su propia red P2P (Per-to-Per o red entre pares). Además, algunas altcoins utilizan un algoritmo propio de minería. Los más populares son Prof of Work (o prueba de trabajo) y Prof to Stake (Prueba de participación). Por lo tanto cualquier persona que tenga un equipo con el que pueda minar (producir) una altcoin, sería capaz producir su propia criptomoneda.

Visita: https://coinmarketcap.com y conoce más sobre las Alcoins que están en circulación, sus valores, los proyectos que las respaldan, la volatilidad de su precio etc.



¿Qué es Bitcoin?

Bitcoin es una moneda virtual, intangible, independiente y descentralizada, puesto que no está controlada por ningún Estado, institución financiera, banco o empresa.  Se puede usar como medio de pago en servicios y productos, tiene un valor cambiante como similar al de las acciones. Su ámbito internacional y el hecho de que se pueda usar con cierto anonimato y rapidez en las transacciones  está haciendo que crezca en distintos sectores. Cada día son más los negocios y empresas que empiezan a utilizar esta divisa digital.
Foto: https://www.forbes.com

Las transacciones en Bitcoin se realizan de forma directa, sin la necesidad de un intermediario. Al contrario de la mayoría de las monedas.


El término bitcoin tiene su origen en 2009, cuando fue creada por Satoshi Nakamoto (pseudónimo de su autor o autores), quien la creó con el objetivo de que fuera utilizada para hacer compras únicamente a través de Internet proporcionando a los ciudadanos un medio de pago que posibilite la ejecución de transferencias de valor rápidas, a bajo costo y que, además, no pueda ser controlado ni manipulado por terceros. El Bitcoin usa la criptografía para controlar su creación. El sistema está programado para generar un número fijo por unidad de tiempo a través de unos ordenadores llamados miners.

Unidades de Bitcoin
BTC = 1
dBTC = 0.1
cBTC = 0.01
mBTC = 0.001
µBTC = 0.000001
Satoshi = 0.00000001 La unidad más pequeña de Bitcoin
Tutorial de creación de wallet en Blockchain
Tutorial de instalación de wallet en dispositivo android
Todos los tutoriales de Bitcoin publicados en Territorio Bitcoin
Puedes ampliar esta información en “Diez preguntas que te pueden ayudar a conocer mejor Bitcoin“.

Fuentes:
http://www.finanzasparatodos.es
https://www.territoriobitcoin.com

Un manual para ser niño: discurso de Gabriel García Márquez

Gabo emitió estas palabras buscando "que los niños se atrevan a defenderse de los adultos en el aprendizaje de las artes y las letras".

Tomado del Tomo 2 de la colección "Documentos de la Misión, Ciencia, Educación y Desarrollo: Educación para el Desarrollo". Presidencia de la República - Consejería para el Desarrollo Institucional - Colciencias. Bogotá, 1995.

García Márquez en su casa de México en 2003 INDIRA RESTREPO
Aspiro a que estas reflexiones sean un manual para que los niños se atrevan a defenderse de los adultos en el aprendizaje de las artes y las letras. No tienen una base científica sino emocional o sentimental, si se quiere, y se fundan en una premisa improbable: si a un niño se le pone frente a una serie de juguetes diversos, terminará por quedarse con uno que le guste más. Creo que esa preferencia no es casual, sino que revela en el niño una vocación y una aptitud que tal vez pasarían inadvertidas para sus padres despistados y sus fatigados maestros. Creo que ambas le vienen de nacimiento, y sería importante identificarlas a tiempo y tomarlas en cuenta para ayudarlo a elegir su profesión. Más aún: creo que algunos niños a una cierta edad, y en ciertas condiciones, tienen facultades congénitas que les permiten ver más allá de la realidad admitida por los adultos. Podrían ser residuos de algún poder adivinatorio que el género humano agotó en etapas anteriores, o manifestaciones extraordinarias de la intuición casi clarividente de los artistas durante la soledad del crecimiento, y que desaparecen, como la glándula del timo, cuando ya no son necesarias.

Creo que se nace escritor, pintor o músico. Se nace con la vocación y en muchos casos con las condiciones físicas para la danza y el teatro, y con un talento propicio para el periodismo escrito, entendido como un género literario, y para el cine, entendido como una síntesis de la ficción y la plástica. En ese sentido soy un platónico: aprender es recordar. Esto quiere decir que cuando un niño llega a la escuela primaria puede ir ya predispuesto por la naturaleza para alguno de esos oficios, aunque todavía no lo sepa. Y tal vez no lo sepa nunca, pero su destino puede ser mejor si alguien lo ayuda a descubrirlo. No para forzarlo en ningún sentido, sino para crearle condiciones favorables y alentarlo a gozar sin temores de su juguete preferido. Creo, con una seriedad absoluta, que hacer siempre lo que a uno le gusta, y sólo eso, es la fórmula magistral para una vida larga y feliz.

Para sustentar esa alegre suposición no tengo más fundamento que la experiencia difícil y empecinada de haber aprendido el oficio de escritor contra un medio adverso, y no sólo al margen de la educación formal sino contra ella, pero a partir de dos condiciones sin alternativas: una aptitud bien definida y una vocación arrasadora. Nada me complacería más si esa aventura solitaria pudiera tener alguna utilidad no sólo para el aprendizaje de este oficio de las letras, sino para el de todos los oficios de las artes.

La vocación sin don y el don sin vocación

Georges Bernanos, escritor católico francés, dijo: "Toda vocación es un llamado". El Diccionario de Autoridades, que fue el primero de la Real Academia en 1726, la definió como "la inspiración con que Dios llama a algún estado de perfección". Era, desde luego, una generalización a partir de las vocaciones religiosas. La aptitud, según el mismo diccionario, es "la habilidad y facilidad y modo para hacer alguna cosa". Dos siglos y medio después, el Diccionario de la Real Academia conserva estas definiciones con retoques mínimos. Lo que no dice es que una vocación inequívoca y asumida a fondo llega a ser insaciable y eterna, y resistente a toda fuerza contraria: la única disposición del espíritu capaz de derrotar al amor.

Las aptitudes vienen a menudo acompañadas de sus atributos físicos. Si se les canta la misma nota musical a varios niños, unos la repetirán exacta, otros no. Los maestros de música dicen que los primeros tienen lo que se llama el oído primario, importante para ser músicos. Antonio Sarasate, a los cuatro años, dio con su violín de juguete una nota que su padre, gran virtuoso, no lograba dar con el suyo. Siempre existirá el riesgo, sin embargo, de que los adultos destruyan tales virtudes porque no les parecen primordiales, y terminen por encasillar a sus hijos en la realidad amurallada en que los padres los encasillaron a ellos. El rigor de muchos padres con los hijos artistas suele ser el mismo con que tratan a los hijos homosexuales.

Las aptitudes y las vocaciones no siempre vienen juntas. De ahí el desastre de cantantes de voces sublimes que no llegan a ninguna parte por falta de juicio, o de pintores que sacrifican toda una vida a una profesión errada, o de escritores prolíficos que no tienen nada que decir. Sólo cuando las dos se juntan hay posibilidades de que algo suceda, pero no por arte de magia: todavía falta la disciplina, el estudio, la técnica, y un poder de superación para toda la vida.

Para los narradores hay una prueba que no falla. Si se le pide a un grupo de personas de cualquier edad que cuenten una película, los resultados serán reveladores. Unos darán sus impresiones emocionales, políticas, o filosóficas, pero no sabrán contar la historia completa y en orden. Otros contarán el argumento, tan detallado como recuerden, con la seguridad de que será suficiente para transmitir la emoción del original. Los primeros podrán tener un porvenir brillante en cualquier materia, divina o humana, pero no serán narradores. A los segundos les falta todavía mucho para serlo -base cultural, técnica, estilo propio, rigor mental- pero pueden llegar a serlo. Es decir: hay quienes saben contar un cuento desde que empiezan a hablar, y hay quienes no sabrán nunca. En los niños es una prueba que merece tomarse en serio.

Las ventajas de no obedecer a los padres

La encuesta adelantada para estas reflexiones ha demostrado que en Colombia no existen sistemas establecidos de captación precoz de aptitudes y vocaciones tempranas, como punto de partida para una carrera artística desde la cuna hasta la tumba. Los padres no están preparados para la grave responsabilidad de identificarlas a tiempo, y en cambio sí lo están para contrariarlas. Los menos drásticos les proponen a los hijos estudiar una carrera segura, y conservar el arte para entretenerse en las horas libres. Por fortuna para la humanidad, los niños les hacen poco caso a los padres en materia grave, y menos en lo que tiene que ver con el futuro.

Por eso los que tienen vocaciones escondidas asumen actitudes engañosas para salirse con la suya. Hay los que no rinden en la escuela porque no les gusta lo que estudian, y sin embargo podrían descollar en lo que les gusta si alguien los ayudara. Pero también puede darse que obtengan buenas calificaciones, no porque les guste la escuela, sino para que sus padres y sus maestros no los obliguen a abandonar el juguete favorito que llevan escondido en el corazón. También es cierto el drama de los que tienen que sentarse en el piano durante los recreos, sin aptitudes ni vocación, sólo por imposición de sus padres. Un buen maestro de música, escandalizado con la impiedad del método, dijo que el piano hay que tenerlo en la casa, pero no para que los niños lo estudien a la fuerza, sino para que jueguen con él.

Los padres quisiéramos siempre que nuestros hijos fueran mejores que nosotros, aunque no siempre sabemos cómo. Ni los hijos de familias de artistas están a salvo de esa incertidumbre. En unos casos, porque los padres quieren que sean artistas como ellos, y los niños tienen una vocación distinta. En otros, porque a los padres les fue mal en las artes, y quieren preservar de una suerte igual aun a los hijos cuya vocación indudable son las artes. No es menor el riesgo de los niños de familias ajenas a las artes, cuyos padres quisieran empezar una estirpe que sea lo que ellos no pudieron. En el extremo opuesto no faltan los niños contrariados que aprenden el instrumento a escondidas, y cuando los padres los descubren ya son estrellas de una orquesta de autodidactas.

Maestros y alumnos concuerdan contra los métodos académicos, pero no tienen un criterio común sobre cual puede ser mejor. La mayoría rechazaron los métodos vigentes, por su carácter rígido y su escasa atención a la creatividad, y prefieren ser empíricos e independientes. Otros consideran que su destino no dependió tanto de lo que aprendieron en la escuela como de la astucia y la tozudez con que burlaron los obstáculos de padres y maestros. En general, la lucha por la supervivencia y la falta de estímulos han forzado a la mayoría a hacerse solos y a la brava.

Los criterios sobre la disciplina son divergentes. Unos no admiten sino la completa libertad, y otros tratan incluso de sacralizar el empirismo absoluto. Quienes hablan de la no disciplina reconocen su utilidad, pero piensan que nace espontánea como fruto de una necesidad interna, y por tanto no hay que forzarla. Otros echan de menos la formación humanística y los fundamentos teóricos de su arte. Otros dicen que sobra la teoría. La mayoría, al cabo de años de esfuerzos, se sublevan contra el desprestigio y las penurias de los artistas en una sociedad que niega el caracter profesional de las artes.

No obstante, las voces más duras de la encuesta fueron contra la escuela, como un espacio donde la pobreza de espíritu corta las alas, y es un escollo para aprender cualquier cosa. Y en especial para las artes. Piensan que ha habido un despilfarro de talentos por la repetición infinita y sin alteraciones de los dogmas académicos, mientras que los mejor dotados sólo pudieron ser grandes y creadores cuando no tuvieron que volver a las aulas. "Se educa de espaldas al arte", han dicho al unísono maestros y alumnos. A estos les complace sentir que se hicieron solos. Los maestros lo resienten, pero admiten que también ellos lo dirían. Tal vez lo más justo sea decir que todos tienen razón. Pues tanto los maestros como los alumnos, y en última instancia la sociedad entera, son víctimas de un sistema de enseñanza que está muy lejos de la realidad del país.

De modo que antes de pensar en la enseñanza artística, hay que definir lo más pronto posible una política cultural que no hemos tenido nunca. Que obedezca a una concepción moderna de lo que es la cultura, para qué sirve, cuanto cuesta, para quién es, y que se tome en cuenta que la educación artística no es un fin en sí misma, sino un medio para la preservación y fomento de las culturas regionales, cuya circulación natural es de la periferia hacia el centro y de abajo hacia arriba.

No es lo mismo la enseñanza artística que la educación artística. Esta es una función social, y así como se enseñan las matematicas o las ciencias, debe enseñarse desde la escuela primaria el aprecio y el goce de las artes y las letras. La enseñanza artística, en cambio, es una carrera especializada para estudiantes con aptitudes y vocaciones específicas, cuyo objetivo es formar artistas y maestros como profesionales del arte.

No hay que esperar a que las vocaciones lleguen: Hay que salir a buscarlas. Están en todas partes, más puras cuanto más olvidadas. Son ellas las que sustentan la vida eterna de la música callejera, la pintura primitiva de brocha y sapolín en los palacios municipales, la poesma en carne viva de las cantinas, el torrente incontenible de la cultura popular que es el padre y la madre de todas las artes.

¿Con qué se comen las letras?

Los colombianos, desde siempre, nos hemos visto como un país de letrados. Tal vez a eso se deba que los programas del bachillerato hagan más énfasis en la literatura que en las otras artes. Pero aparte de la memorización cronológica de autores y de obras, a los alumnos no les cultivan el hábito de la lectura, sino que los obligan a leer y a hacer sinopsis escritas de los libros programados. Por todas partes me encuentro con profesionales escaldados por los libros que les obligaron a leer en el colegio con el mismo placer con que se tomaban el aceite de ricino. Para las sinopsis, por desgracia, no tuvieron problemas, porque en los periódicos encontraron anuncios como este: "Cambio sinopsis de El Quijote por sinopsis de La Odisea ". Así es: en Colombia hay un mercado tan próspero y un tráfico tan intenso de resúmenes fotostáticos, que los escritores armamos mejor negocio no escribiendo los libros originales sino escribiendo de una vez las sinopsis para bachilleres. Es este método de enseñanza, -y no tanto la televisión y los malos libros-, lo que está acabando con el hábito de lectura. Estoy de acuerdo en que un buen curso de literatura sólo puede ser una gema para lectores. Pero es imposible que los niños lean una novela, escriban la sinopsis y preparen una exposición reflexiva para el martes siguiente. Sería ideal que un niño dedicara parte de su fin de semana a leer un libro hasta donde pueda y hasta donde le guste -que es la única condición para leer un libro- pero es criminal, para él mismo y para el libro, que lo lea a la fuerza en sus horas de juego y con la angustia de las otras tareas.

Haría falta -como falta todavía para todas las artes- una franja especial en el bachillerato con clases de literatura que sólo pretendan ser gumas inteligentes de lectura y reflexión para formar buenos lectores. Porque formar escritores es otro cantar. Nadie enseña a escribir, salvo los buenos libros, leídos con la aptitud y la vocación alertas. La experiencia de trabajo es lo poco que un escritor consagrado puede transmitir a los aprendices si éstos tienen todavía un mínimo de humildad para creer que alguien puede saber más que ellos. Para eso no haría falta una universidad, sino talleres prácticos y participativos, donde escritores artesanos discutan con los alumnos la carpintería del oficio: cómo se les ocurrieron sus argumentos, cómo imaginaron sus personajes, cómo resolvieron sus problemas técnicos de estructura, de estilo, de tono, que es lo único concreto que a veces puede sacarse en limpio del gran misterio de la creación. El mismo sistema de talleres está ya probado para algunos géneros del periodismo, el cine y la televisión, y en particular para reportajes y guiones. Y sin examenes ni diplomas ni nada. Que la vida decida quién sirve y quién no sirve, como de todos modos ocurre.

Lo que debe plantearse para Colombia, sin embargo, no es sólo un cambio de forma y de fondo en las escuelas de arte, sino que la educación artística se imparta dentro de un sistema autónomo, que dependa de un organismo propio de la cultura y no del ministerio de la educación. Que no esté centralizado, sino al contrario, que sea el coordinador del desarrollo cultural desde las distintas regiones del país, pues cada una de ellas tiene su personalidad cultural, su historia, sus tradiciones, su lenguaje, sus expresiones artísticas propias. Que empiece por educarnos a padres y maestros en la apreciación precoz de las inclinaciones de los niños, y los prepare para una escuela que preserve su curiosidad y su creatividad naturales. Todo esto, desde luego, sin muchas ilusiones. De todos modos, por arte de las artes, los que han de ser ya lo son. Aun si no lo sabrán nunca.

Santafé de Bogotá D.C., 1995


domingo, 29 de abril de 2018

Agrihoods: El nuevo estilo de vida para los Millennials sustentables

Foto: https://www.palmspringslife.com
Vivir de manera lujosa y sustentable, es posible. Esta generación prefiere dejar los lujos y vivir en "barrios agrícolas" con la intención de vivir de manera sustentable.

Los Millennials están buscando nuevas formas de llevar una vida más sustentable; por lo que su propuesta consiste en formar “barrios agrícolas” (Agrihoods), donde puedan sembrar su comida y llevarla directamente del plato a la mesa de manera más orgánica.

Esta tendencia ha tomado fuerza en los Estados Unidos, donde existen alrededor de 150 comunidades agrícolas cerca de ciudades como Atlanta, Phoenix y Fort Collins, Colorado, donde básicamente los jóvenes pueden escapar del ruido de la ciudad sin necesidad de distanciarse tanto de la urbe y tener sus propios graneros, cocinas comunitarias al aire libre, invernaderos y árboles frutales.

En cuanto a las construcciones, los Millennials se preocupan por hacer sus casas lo más ecológicas posible, utilizando materiales que no afecten el ambiente, así como paneles solares y compostaje, que lleve hacia una "vida limpia".

De hecho, los campos de golf se están convirtiendo en terrenos dedicados a este tipo de estilo de vida. Actualmente en Palm Springs, California, están transformando un campo de golf de 18 hoyos en una propiedad llamada Miralon, la cual contará con senderos, estaciones de ejercicios, espacios dedicados a los perros, mil 150 viviendas, casas y condominios sustentables de lujo.

Pero ojo, vivir de esta manera no es tan económico, ya que que los residentes tendrán que pagar algunos millones para tener acceso a comida fresca, jardineras elevadas, cultivos en el suelo, árboles frutales y una larga lista de eventos comunitarios estacionales. 


Fuente:  https://www.sdpnoticias.com/

viernes, 27 de abril de 2018

FaucetHub: Microwallet para ganar y guardar Criptomonedas

FaucetHub es una Microwallet que permite recibir y hacer exchange con las criptomonedas ganadas en faucets. Se puede decir que su función principal es de hacer de intermediario entre las faucets y tu monedero. Permite almacenar Bitcoin, Ethereum, Litecoin, Dogecoin, Bitcoin Cash, BitCore, Blackcoin, Dash, Peercoin, Potcoin y Primercoin por el momento.

Al igual que Coinpot, muchas de las faucets más populares usan ya estos sistema de intermediarios.

Si te mueves por el mundo de las faucets te habrás dado cuenta de que cada vez son más las que hacen uso de estas microwallets. FaucetHub es una muy buena plataforma que hasta el día de hoy está cumpliendo a la perfección su función y pagando de manera puntual.

Además ofrece acceso a secciones de minado, encuestas y ofertas que te permitirán ganar puntos de experiencia y satoshis extras desde la misma plataforma.

¿Cómo registrarte?

Lo primero que deberás hacer será crear una cuenta gratuita en FaucetHub. Para llevar a cabo el registro únicamente deberás indicar un nombre de usuario, un correo electrónico y una dirección de monedero Bitcoin.


Una vez enviado el formulario de registro recibirás un nuevo correo con un enlace que deberás pulsar para confirmar y verificar la cuenta.

Un vez verificada accede al área "Wallet Adresses". Aquí podrás vincular cada criptomoneda con su enlace de depósito de tu monedero o portafolio por ejemplo: Binance, Bittrex, HitBTC, Xapo, etc.

Cómo funciona FaucetHub.

La principal ventaja que nos ofrece esta plataforma es la de unificar todos los pequeños pagos reclamados en diferentes faucets en un mismo lugar y de inmediato.

De esta forma no necesitarás alcanzar el mínimo de pago en cada una de las diferentes faucets que utilices. Simplemente con tener un mínimo de 20.000 satoshis (0.0002 BTC) podrás solicitar una retirada en FaucetHub.

También puedes comprar o vender tus criptomonedas en el exchange  de FaucetHub y así lograr más rápido el valor de retiro.

Elige tus faucets compatibles con FaucetHub.

Cada vez son más las páginas de Faucets que depositan tus ganancias de inmediato en FaucetHub 
Es importante que mires en tu balance si llegan tus pagos de inmediato para que no gastes tu tiempo páginas que no funcionan. FaucetHub tiene una área donde recomienda páginas para ganar tus cryptos pero algunas no pagan o pagan menos de que que dicen. Es importante fijarte en la barra ‘Health’. Esta barra indica la confianza de los propios usuarios. Mientras más rellena de color verde esté la barra de estado significa que los usuarios dan buena puntuación, o sea paga sin problema. Si la barra de estado ‘Health’ muestra el mensaje Empty, significa que esa faucet no tiene fondos para pagar.

FaucetHub: Mejores faucets

Como puedes ver, tendrás múltiples opciones para ganar criptomonedas. Desde faucets clásicas, juegos, apuestas, etc…

IMPORTANTE: A la hora de reclamar bitcoins o cualquier otra criptomoneda en estas faucets deberás indicar la dirección del monedero que vinculaste a FaucetHub. Si no te acuerdas puedes dirigirte a USER+ » User Dashboard » Wallet Addresses, aquí encontrarás todas las direcciones que vinculaste a FaucetHub y como he dicho serán las que deberás usar siempre.

Ganar  más en FaucetHub

Si quieres ganar más y además subir de experiencia (la experiencia es útil para aumentar la comisión de referidos. Más abajo está explicado con más detalle) en los apartados Games y Free Bitcoin tendrás acceso a juegos y muros de ofertas que permitirán hacerlo desde la propia plataforma FaucetHub.

Retiros mínimos dependiendo de cada crypto

Bitcoin – 0.0002 BTC
Ethereum – 0.01 ETH.
Litecoin – 0.01 LTC.
Dogecoin – 10 DOGE.
Bitcoin Cash – 0.0002 BCH.
BitCore – 0.01 BTX.
Blackcoin – 2 BLK.
Dash – 0.001 DAS.
Peercoin – 1 PPC.
Primercoin – 2 XPM.
Potcoin – 1 POT.


Las retiradas serán procesadas en un plazo de 24 a 48 horas después de recibir la solicitud. Una vez procesada y verificada la retirada, recibirás los fondos en tu monedero en un plazo de 3 a 7 días.

Referidos

Esta plataforma cuenta con un atractivo sistema de referidos por el cual ganarás comisiones por la actividad y ganancias de tus invitados.

El porcentaje de comisión que recibirás dependerá del nivel que seas en FaucetHub. Es decir, si tu nivel es 1, recibirás 1% de las ganancias de tus referidos. Cada nivel que subas, incrementará en 1% la comisión de referidos que ganarás.

Para subir nivel deberás utilizar las faucets ofertadas en la plataforma y/o completar las diferentes ofertas disponibles. Contra más activos seas, más nivel tendrás y por lo tanto mayor comisión de referidos recibirás.

Video: ¿Cómo crear tu cuenta en FaucetHub?


jueves, 26 de abril de 2018

¿Cómo incluir los fondos de criptomonedas en tu herencia?

Como nuevos activos y herramientas financieras, las criptomonedas han adquirido un valor tal que no solo deben cumplir con los requisitos que exigen el realizar transacciones, sino también los que exige por ejemplo, la concesión de una herencia. Por fortuna, las criptomonedas son duraderas y, salvo excepciones técnicas, indestructibles. Al contrario, los humanos estamos destinados a morir.

Conocido es el caso de Matthew Moody, quien falleció en un accidente de avión en Chico, California, a los 26 años de edad. Moody fue uno de los primeros mineros de bitcoin, en aquellos tiempos cuando la criptomoneda podía minarse con computadoras domésticas. Ahora, su padre busca la manera de encontrar los bitcoins que su hijo tenía, sin saber dónde están y cómo acceder a ellos, según relató.
Es por esto que si tenemos criptomonedas ahorradas, y alguien a quien quisiéramos dejarlas en caso de morir, debemos planificar los mecanismos para que estas personas las reciban cuando esto suceda.

¿CUÁNTAS CRIPTOMONEDAS TIENES?

Primeramente, debes aclarar qué tipo de criptomonedas y cuánto de ellas tienes, haciendo una lista de todos tus ahorros repartidos en carteras privadas calientes o frías, casas de cambio y otros servicios, así como establecer el valor de estas al momento de levantar este registro. Así podrás definir las rutas de acceso a estas criptomonedas y organizar sus llaves y diferentes puntos de seguridad que se deben superar para llegar a ellas. No te compliques, utiliza métodos que sean comprensibles y sencillos sin sacrificar la seguridad de tus criptoactivos.

Ten en cuenta que si una de las fases para acceder a tus criptomonedas pasa por tu correo electrónico o teléfono celular, como en las casas de cambio, tus familiares deberían tener acceso también a estos, ya que, de lo contrario, quizá no podrían obtener las criptomonedas, aún teniendo las llaves privadas de estas carteras en línea.

NO IGNORES AL ESTADO Y LAS DISPOSICIONES LEGALES

Por William Potter /  stock.adobe.com 
Debes dejar muy bien especificado a quién deseas legarle tu herencia y cómo ocurrirá el traspaso de estos activos. Esto se hace a través de la redacción de un testamento. Toma en cuenta lo que las leyes de tu jurisdicción estipulan en cuanto a estos métodos: ignorarlas podría terminar por evitar que las personas que tú quieres reciban tus fondos en criptomonedas, por el contrario, estas terminarían en manos de una corte judicial y serían repartidas a su criterio.

Probablemente perderías gran parte de estas en abogados codiciosos o parte de ellas terminarían en las manos equivocadas, así que toma una asesoría legal para asegurarte de que tu dinero sea repartido según tu voluntad.

Tal fue el caso de un hombre que heredó 100 Kg de oro y el Estado francés le exigía pagarle 45% de impuestos debido a que el anterior dueño no los había declarado como parte de la herencia; un evento que hace unos años involucró a bitcoin en el debate como un respaldo de valor auténtico y hasta el momento libre de estas legislaciones invasivas sobre el patrimonio de las personas.

Asimismo, es importante no solo dejar las contraseñas en buenas manos a sus futuros dueños, sino dejar claro que ellos tienen el poder de acceder con ellas a las carteras. El Acta contra el Fraude y Abuso Computacional (CFAA), disposición legal federal de Estados Unidos y el Acta de Información Almacenada, estipula que a pesar de que una persona conozca una contraseña, esta pudiera no estar autorizada para acceder a la información contenida en equipos electrónicos o plataformas digitales.

EXPLICA DE MODO SIMPLE CÓMO SE RECIBIRÁN LOS FONDOS
Puede ocurrir que tus herederos no entiendan muy bien cómo funciona la tecnología blockchain, y que se les haga muy difícil interactuar con ella. No solo debes dejarles las llaves privadas y públicas, sino explicarles teóricamente qué son y qué utilidad tienen. Igualmente, en el plano contable, se recomienda utilizar porcentajes para referirse a la cantidad de criptomonedas y no la cantidad precisa de estas que deseas legar.

Si pueden aprender, mejor, pero si no, es preferible que dejes como encargado a alguien de confianza para que ayude a tus herederos a hacer las tareas correspondientes al cobro de esta herencia, como abrirse una cartera o realizar una transacción.

CUIDA TU LLAVES DE ACCESO Y RESPALDO DE LAS CARTERAS
Mantén tus claves guardadas en sitios seguros y de acceso controlado, tales como bóvedas bancarias o con algún servicio de resguardo de información. Nunca mantengas todas tus claves en el mismo lugar o en poder de las mismas personas. Si tienes una dirección multifirma, mantén cada una de las firmas en sitios separados.

Pese a ello, asegúrate de que se traten de lugares a los que no tengas posibilidad de perder el acceso, e investiga cada software o hardware que pretendas usar para su almacenamiento. Sólo de esa forma podrás establecer su nivel de seguridad.

¿EXISTEN SERVICIOS QUE ADMINISTREN MI HERENCIA POR MÍ?

Si bien resulta posible no contar con un tercer participante para gestionar tu herencia, también podrías optar por estos. Uno de los servicios que ha emergido recientemente para atender el problema de la herencia en criptomonedas es MyWish, una plataforma que por medio de contratos inteligentes permite ejecutar una herencia según la voluntad de su dueño.

El contrato permite establecer algunos criterios para movilizar fondos de una cartera a otra en caso de que se le notifique sobre el fallecimiento de quien lega la herencia. Así, puede establecerse que luego de un número de días de inactividad estipulado por el dueño de la cartera, los fondos sean transferidos a otra automáticamente.
A su vez, el dueño de la cartera puede asignar a personas de su confianza para que confirmen o nieguen su fallecimiento cuando lo amerite, creando así una especie de junta de supervisores.

Otro servicio que funciona de manera similar, con contratos inteligentes, es DigiPulse, al igual que el servicio SafeHaven, que también funciona con contratos inteligentes.

Aunque no nos guste pensar en dejar a nuestros familiares solos, y optemos por ocuparnos mejor en el valor de nuestro portafolio, en evitar estafas con criptomonedas y en seguir de cerca el debate de escalabilidad de las diferentes blockchain, la muerte es una realidad para la que debemos estar preparados. Y eso incluye también al criptomundo.

Fuente: https://www.criptonoticias.com